SEIS TIPOS DE TÉ

Anete de 80plus tuvo la oportunidad de visitar la Academia de Té del Reino Unido, gracias a Canton Tea, nuestros socios de té, para hacer el curso de Campeón de Té de Nivel 1. Dos días de entrenamiento intensivo de té, y estamos absolutamente sorprendidos. ¡El mundo del té es tan rico, tan lleno de cultura y sabor!

¿Qué aprendí que puedo compartir contigo ahora? Mucho sobre la historia del té, la cultura, las diferentes características sensoriales de diferentes tés de diferentes terruños y variedades, pero principalmente sobre los seis tipos diferentes de té. Entonces, ¿qué son realmente? Lo que conoces cómo té verde, té negro, etc., todos provienen de la misma especie de planta de té Camellia sinensis, pero se han procesado de una manera diferente para obtener resultados diferentes.

-Té blanco: el menos procesado de todos, generalmente el brote o el brote y las primeras hojas se recogen con mucho cuidado. Eso se deja marchitar para reducir la humedad cuanto posible y luego se seca. Algunos imaginan que esto tendrá menos cafeína que otros tés, pero los cogollos generalmente son los más concentrados, ya que tienen que estar más protegidos de las plagas, por lo que es solo una respuesta biológica – un pesticida sintetizado por la planta.

-Té verde: hecho sin oxidación, las hojas se marchitan ligeramente y luego se cuecen al fuego, se calientan en un wok en China, por ejemplo, o se cuecen al vapor, como en Japón, esto desnaturaliza las enzimas y la oxidación ya no tiene lugar.Piensa que pasa cuando blanqueas brócoli en agua caliente durante algunos segundos, al sacarlo mantendrá su color verde brillante. Después se da la forma correcta a la hoja del te y se seca completamente.

-Té amarillo: nunca había probado esto antes, pero es bastante interesante. El té se marchita, se cocina a fuego lento y luego se cubre con algunos paños mientras aún está caliente, por lo que se produce una oxidación no enzimática, como una ligera caramelización, la cocción del sartén se realiza nuevamente y se envuelve en los paños nuevamente, esto se repite por varias veces, y luego se seca completamente al final. Oolong: es un método de procesamiento oxidativo, por lo que puede ser entre 20% y 90% de oxidación. Se elabora de manera diferente en diferentes áreas, pero las hojas normalmente están magulladas durante algún tiempo para que alcancen el nivel de oxidación deseado.

-Oolong, en chino Wu Long, en realidad significa Dragón Negro, porque en la conformación algunas hojas tendrán una apariencia de dragón. También hay un tipo diferente: los oolongs de jade, el jade debido a su color verde más brillante, y mayormente están hechas en forma de bolas. Esta es una categoría con mucha variedad, porque hay un rango de oxidación tan grande que pueden tener una gran variedad de sabores!

-Té negro: así que el té negro, lo adivinaste, está 100% oxidado, el té se elabora en el método ortodoxo (método tradicional) donde las hojas se enrollan durante mucho tiempo a mano o en máquinas especiales y luego se deja oxidar completamente antes de secar, o se puede hacer de una manera más industrial y más rápida llamada CTC (cut, tear, curl), que es básicamente lo que generalmente se encuentra en las bolsas de té de papel de grado inferior, ya que es “aplastar, rasgar, rizar”.

-Tés oscuros (de manera equivocada en España llamados tés rojos): por último, pero no menos importante, la categoría de té fermentado. Recuerde que otros tés no se fermentan porque los microorganismos no son importantes y no participan en su producción. En esta categoría, sin embargo, juegan un papel fundamental. El más conocido es probablemente Shen Puerh (Raw Puerh) y Shu Puerh (Cooked Puerh). Raw Puerh es muy fascinante porque el té se marchita y se enrolla, se seca bajo el sol y luego se cuece al vapor ligeramente para presionarlo en pasteles de té que luego fermentarán durante varios años. ¡Hay algunos tés incluso de 20, 30 o 50 años! ¡Así que puedes imaginar que es una forma bastante compleja y costosa de preparar té por mucho tiempo mientras tienes que esperar a que se desarrollen los sabores! Cooked Puerh es un método más rápido que se inventó no hace mucho tiempo para “acelerar” el proceso de fermentación: los primeros pasos son los mismos que en Raw Puerh, pero en lugar de humear ligeramente y presionarlo en pasteles para fermentar durante muchos años, el té se rociará con agua y se dejará fermentar bajo paños durante aproximadamente un mes. Se secará y se dejará suelto o también se prensará en pasteles, ¡pero este té no continuará madurando proque ya habrá fermentado antes! Una versión más rápida y económica, como te puedes imaginar.